Logo del observatorio
OBSERVATORIO ARGENTINO DEL CIBERESPACIO

Acerca del observatorio

Cada vez que aparece una nueva dimensión real o virtual que el ser humano quiere utilizar, los contendientes tratarán de dominarla, de obtener la superioridad en él, con objeto de poder actuar desde ella en su beneficio e impedir o dificultar su uso al adversario” (Feliu, 2013, pág. 1).

El ciberespacio constituye un ámbito virtual, nuevo e intangible creado por los medios informáticos a partir de los diversos modos de conectarse, los cuales si bien constituyen una infraestructura de comunicaciones y sistemas informáticos, desde el punto de vista físico, los conceptos, ideas y acciones que en ese ámbito circulan son estrictamente procesos abstractos propios de la virtualidad.

Además, poseen la capacidad de dañar física, intelectual y moralmente, ello lo convierte en un ámbito de construcción de poder, en este caso el poder del conocimiento y el convencimiento, de allí la necesidad por parte de quienes ejercen el poder de establecer medidas para su vigilancia, control, negación y explotación.

El elemento de acción en este campo es el software, concepto inherente a la forma de accionar con los medios informáticos y esencia que caracterizada por diferentes nombres (sistemas operativos, navegadores, aplicaciones de trabajo profesional –procesadores de textos, planillas de cálculo, bases de datos, programas de diseño, CAD-CAM, malware -virus, gusanos, troyanos, malware, spyware, ransomware, spyware, antivirus, firewall, y otros), todos ellos actúan en el ciberespacio proyectando las capacidades de quien desea ejercer, transmitir una información, generar un conocimiento, promover un espacio de reflexión, diversión o esparcimiento y quien pretende ejercer el poder desde este nuevo ambiente operacional.

La República Argentina, ha iniciado su accionar en el tema de seguridad informática, a través de carreras de postgrado en diferentes universidades y centros de investigación, un segundo peldaño en la cuestión ciberespacial, se constituye desde el aspecto de la Defensa en el año 2014, con la creación del Comando Conjunto de Ciberdefensa, Resolución MD N° 343/14 de fecha 14 de mayo de 2014, cuya misión es:

“Ejercer la Conducción de las Operaciones de Ciberdefensa en forma permanente a los efectos de garantizar las Operaciones Militares del Instrumento Militar de la Defensa Nacional en cumplimiento de su misión principal y de acuerdo a los lineamientos establecidos en el Planeamiento Estratégico Militar”.

La seguridad de la información es un aspecto tratado por el hombre desde el principio de los tiempos, se conceptualizó la idea de información como elemento de poder de los estados, en los 80/90 a partir de diferentes estudios, la información comenzó a ser considerada un objeto esencial al poder (más allá de que siempre lo fue).

Es en el siglo XXI donde la información y la capacidad de incidir sobre el pensamiento de las sociedades, tiene una preeminencia estratégica superior durante los procesos de crisis y conflicto, que los efectos militares del campo táctico propiamente dicho.

Esta capacidad y las características mismas de tratarse de un ambiente operacional, completamente nuevo y casi libre de restricciones, permite que tanto los estados, como organizaciones lícitas e ilícitas, puedan explotar su empleo tanto para el beneficio de la humanidad, como para cometer sabotaje, espionaje y otras acciones.

La característica de intangibilidad, velocidad y capacidad de escalar las acciones que se llevan a cabo en el ciberespacio, constituyen un factor de vulnerabilidad y desestabilización social, que no sólo es difícil de prevenir, sino de controlar con el evento en ejecución.

Analizando lo que establece el artículo 2do de la Ley de Defensa Nacional (Ley 23.554). Es esencial a la Defensa poseer la capacidad de ejecutar, medidas contundentes tendientes a impedir la supremacía informática de cualquier posible enemigo de la sociedad argentina.

La Real Academia Española (RAE), define seguro como “libre o exento de todo peligro, daño o riesgo” (RAE, 2001, pág. 2040) . Sin embargo, se trata de una condición ideal, ya que en la realidad no es posible tener la certeza de que se pueden evitar todos los peligros.

En tal sentido la existencia de la norma ISO 27001, en el ámbito de la seguridad de la información si bien, tiene como propósito, reducir a niveles aceptables los riesgos, la misma debe ser considerada desde la visión del ciberespacio, nuestro objeto de estudio y su incidencia en las operaciones que en él se ejecutan.

Como nuestro objeto de estudio y observación es el ciberespacio, resulta oportuno comprender ¿Porque se habla de ciber-seguridad?:

El objetivo de esta investigación, es la de proveer información adecuada para prevenir situaciones no deseadas en el ambiente cibernético propio, en aspectos tales como: organizaciones, instituciones, infraestructuras críticas, empresas, ciudadanos, afectar la supervivencia o el bienestar a partir de aspectos vinculados con:

  • Ciberguerra
  • Ciberdefensa
  • Cibercrimen
  • Ciberterrorismo

Esto se enmarca en el amplio concepto de la seguridad como, ausencia de peligro o riesgo para nuestra sociedad y modo de vida, el cual a todas luces engloba el de defensa que se encuentra, limitado a dar respuesta a las amenazas o ataques ya planteados.

El objetivo de este observatorio es en la medida de lo posible es generar ciertos niveles de conocimiento y posibilidad de prospectiva, para que los organismos responsables, personas interesadas y estudiosos del tema, puedan en consecuencia prever, amenazas, desarrollar ingenios. establecer estrategias y tácticas, en sus respectivos campos de acción.

Existen hoy una diversidad de organismos que trabajan de manera activa en la investigación a través del concepto de observatorio.

El observatorio, intentará a través de sus miembros, investigadores asociados e invitados y sistemas informáticos basados en estadísticas, investigación operativa y análisis numérico, implementados en sistemas de inteligencia artificial, (redes neuronales) aprender del medio y descubrir patrones en grandes volúmenes de información (big data), tratando de detectar “LO NUEVO EN EL CIBERESPACIO” y aprendiendo de manera continua acerca del ambiente.

A partir de ello se sistematizará, analizará y procesará datos, para obtener información útil, generar reportes y opiniones de expertos a diferentes usuarios, así como métricas que serán el objeto de este observatorio.

Logo del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas
Logo del Ministerio de Defensa
Logo de Presidencia de la Nación